AMPLIANDO LÍNEAS DE NEGOCIO: INTERCAMBIO DE ALUMNOS CHINOS

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Apenas hace 5 meses que Mynaparrot desembarcó en España y su presencia ya se ha hecho notar entre instituciones educativas, universidades y centros de formación de español para extranjeros. Mientras que éstas tienen que buscar alumnos (clientes) a pie de calle, a miles de kilómetros aguardan decenas de millones de potenciales clientes (alumnos) deseosos de aprender el español. Y, además, Mynaparrot lanza nuevos servicios para la comunidad educativa.

Cuando Mynaparrot  se hizo pública en España el pasado mes de junio, una desconocida empresa aterrizaba entre colegios españoles para proponer un negocio B2B, donde –por un lado- los colegios pudieran proporcionar “materia gris” y –por otro- Mynaparrot proveyera de alumnos; con una característica especialmente singular: éstos se hallan a miles de kilómetros. Y, más extraordinario aún, que los potenciales alumnos/clientes se pueden cifrar por millones, con el consiguiente negocio para los colegios españoles. Así, en estos meses Mynaparrot ha atraído la atención de diversas entidades educativas en Madrid, Barcelona, Valencia y Galicia, colegios privados, concertados y universidades, además de centros de español para extranjeros.

China busca colegios españoles para alojar centenares de alumnos

Bob Teng, CEO y cofundador de Mynaparrot, explicó a finales de agosto la alianza que ha alcanzado con diversas escuelas privadas en China para desarrollar intercambio de alumnos chinos en colegios españoles. “Hace un par de años detectamos un gran interés entre las familias chinas porque sus hijos estudiasen en España. Por ello Mynaparrot ofrece el puente para que estos alumnos encuentren el mejor colegio en España”, ha explicado Mr. Teng.

El perfil de los alumnos corresponde con el de familias con un alto poder adquisitivo y que buscan colegios privados -o en determinados casos, concertados- para que sus hijos estudien al menos 2 cursos completos. “La idea de estas familias es escolarizar a sus hijos durante los dos años previos a la universidad en un high school, para que puedan cursar –posteriormente- una carrera universitaria en algún centro de referencia en España u otro país de la UE”, ha matizado Mr. Teng. No obstante, se perseguirán criterios de eficiencia, de modo que los alumnos se dispersarán entre colegios para evitar que los niños formen sus propios grupos.

Así, a día de hoy los colegios españoles cuentan a través de Mynaparrot con una doble vía de ingresos posibles: por un lado a través de la App y poder disfrutar de una amplia base de clientes en China, Vietnam, Laos, etc.; y, por otro lado, acoger a alumnos chinos in situ.

Si desea recibir más información sobre cómo tu institución educativa puede colaborar con la App y/o acogiendo alumnos, puede ponerse en contacto con nosotros en el 658 062 922 (Santiago Carro Díaz)